Cuidar plantas suculentas

Cómo cuidar de las plantas suculentas

2 enero, 2013

Cómo cuidar de las plantas suculentas
Alguna vez habrás oído hablar de plantas suculentas y te preguntarás: ¿por qué ese nombre? Pues bien, se trata de plantas que poseen la cualidad de almacenar agua en sus hojas, lo que les permite soportar sequías mucho mejor que cualquier otra planta. A pesar de poder resistir condiciones climáticas adversas necesitan de cuidados, por eso te daré algunos consejos sobre cómo cuidar de las plantas suculentas.

Además de almacenar agua, las plantas suculentas poseen espinas que capturan la humedad ambiente. Esta familia de plantas proviene de zonas calurosas y suelen crecer a pleno sol, por lo que si deseas cultivarlas, deberás reproducir lo mejor que puedas estas condiciones. Son plantas ideales para el verano y para colocarlas en las zonas soleadas de tu jardín, si no crecen en estas condiciones suelen sufrir deformaciones y crecen débiles.

Para que tus plantas suculentas crezcan lozanas y saludables, deberás regarlas escasamente y hacerlo sólo cuando veas la tierra seca. Si tu planta está en una maceta, jamás permitas que se encharque. Es preferible que no utilices plato debajo de la maceta para evitar que retenga el agua. Durante el invierno debes espaciar el riego lo más posible y dejarlas a pleno sol, ya que si las dejas a la sombra crecerán deformadas y serán vulnerables frente a hongos y otras plagas.

Es muy sencillo reproducir estas plantas, basta con que arranques una hoja y la entierres un poco en un sustrato aireado y permeable con buen drenaje. Puedes utilizar carbón vegetal, pequeñas piedras o trozos de maceta como aireadores del sustrato.

Cuidar tus plantas suculentas en maceta es sencillo, puedes combinar dos o más plantas en la misma maceta, sólo importa el tamaño de la maceta, que debe darles espacio suficiente. Eso sí, debes elegir plantas que tengan las mismas necesidades de sol y agua, para que no se perjudiquen mutuamente en la maceta. Si tus suculentas tienen diferente tamaño, cuida que las más grandes no hagan sombra a las más pequeñas, para evitarlo puedes girar la maceta periódicamente.

 

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen